el paraiso perdido

Reflexiones sobre el mundo del misterio sobre sus investigadores, el uso y abuso que de el hacen, siendo sus victimas los creyentes en los fenomenos mal llamados paranormales. Tambien de vez en cuando se podra leer reflexiones mas mundanas y tangibles pues si el misterio se rodea de magia la Vida misma es mágica y todo fuera de ella esta vacio de misterio

sábado, mayo 27, 2006

los creadores del esoterismo nazi

DIETRICH ECKART

Hitler, cuando fungía como líder del Partido de los Trabajadores Alemanes, trabó amistad con Dietrich Eckart, que publicaba un periódico llamado “Auf Gut Deutsch” (“En Buen Alemán”), que competía con el Völkischer Beobachter como pasquín racista con pretensiones intelectuales. Eckart tuvo una tremenda influencia en Hitler y fue él quien presentó a Hitler a la gente rica y poderosa que necesitaría para hacer posible su cruzada, incluyendo a Henry Ford, quien después contribuiría con un “vital apoyo financiero” para el Partido Nazi .De Eckart, Hitler aprendió muchísimo sobre esoterismo, y se dice que a menudo asistían a sesiones en las que hablaban con espíritus. Eckart, que murió después del Golpe de la Cervecería, es citado diciendo: “Puede que Hitler baile, pero soy yo quien toca la música”.

ALFRED ROSENBURG

Protegido de Eckart, y pronto también de Hitler, Alfred Rosemberg pronto se convertiría en uno de los “arquitectos de las políticas oficiales Nazis”. Una de estas políticas era que todos los Templos Masónicos en todos los territorios ocupados por los Nazis debían serallanados y los bienes confiscados enviados a Rosemberg en persona .Esta política fue llevadaa cabo por Franz Six y Otto Ohlendorf, ambos ocultistas. Rosemberg era amigo también de Walter Darré, que se convertiría en el Ministro de Agricultura del Tercer Reich. "juntos recorrieron la nación buscando apoyo para una religión estatal oficial basada en el culto a los Antiguos Dioses, una religión que incluiría la purificación de la Raza Aria de elementos propensos a contaminarla y a diluir la fortaleza de su sangre”.

ERIK JAN HANUSSEN

En 1932, después de que su Partido Nazi hubiese perdido mucho de su poder y prestigio en el Reichstag y de que su amante, Eva Braun se hubiese disparado la Noche de Halloween, Hitler retornó a su viejo amigo Erik Jan Nauseen, un renombrado astrólogo y ocultista a quien había conocido en 1926. Se cree que Hanussen enseñó a Hitler la exagerada gesticulación que usaba en sus alocuciones públicas, gestos que podían ser vistos e interpretados desde muy lejos y que podían transmitir un mensaje por medio del lenguaje corporal, incluso si la persona no podía escuchar lo que él estaba diciendo. Nauseen nunca había leído los astros para Hitler, pero en esta ocasión, en 1932, a instancias de aquél, dibujó una carta astral para el futuro Führer, y le dijo a Hitler que sus problemas provenían de un maleficio que alguien le había hecho. En consecuencia, la única forma de librarse de ese mal era yendo al patio trasero de una carnicería ubicada en el pueblo natal de Hitler, a medianoche, con luna llena, y arrancar del suelo una mandrágora. Para aquéllos que no lo saben, la mandrágora es una planta cuya raíz tiene “forma humana” con supuestas propiedades medicinales que según ciertas tradiciones europeas, emitía gemidos audibles al ser arrancada de la tierra. Para extraerla, se enviaba en “misión suicida” a un perro para sacar la raíz, mientras el mago aguzaba su oído para escuchar el lamento. Nauseen en persona llevó a cabo el ritual y el 1º de Enero de 1933 acudió a Hitler prediciendo que éste regresaría al poder el 30 de ese mismo mes, “una fecha exactamente coincidente con el pagano Sabat de Oimelc”. Por supuesto, eso fue exactamente lo que ocurrió. Luego, durante una sesión espiritista celebrada el 26 de Febrero, Hanussen predijo que los comunistas intentarían otra revolución en Alemania, que se iniciaría con el incendio de un importante edificio gubernamental. “Al día siguiente”, “el Reichstag ardía en llamas y Hitler tuvo la excusa que necesitaba para pasar de Canciller de Alemania a Führer del Tercer Reich.” Seis semanas después, Hanussen fue misteriosamente asesinado.

WILHELM GUTBERLET

Había Otro astrólogo, copropietario del Völkischer Beobachter, que había sido íntimo amigo de Hitler desde los días del Partido de los Trabajadores Alemanes en 1919. En las memorias de Walter Schellemberg es descrito como “un médico de Munich que pertenecía al círculo íntimo que rodeaba a Hitler. Gutberlet creía en el “péndulo sideral”, una extravagancia astrológica y aseguraba que el péndulo le había conferido poderes que le permitían para detectar de inmediato la presencia de cualquier Judío o de personas de ascendencia parcial judía, y encontrarlas en medio de cualquier muchedumbre. Hitler creía en los poderes de Gutberlet y con él sostuvo muchas conversaciones sobre cuestiones raciales.

HIMMLER Y LA S.S.

La S.S. (Schuzstafel) fue conformada originalmente como guardia personal de Hitler y contaba 300 miembros cuando Himmler se unió a ella. Pero cuando alcanzó su liderazgo en 1929, las cosas cambiaron.

Cuatro años después, la membresía había alcanzado la cifra de 52.000. Estableció sus cuarteles generales en un castillo medieval llamado Wewelsburg, en donde su estado mayor secreto se reunía una vez por año. Según las memorias de Walter Schellemberg, “cada miembro tenía su propia silla de brazos con su nombre esculpido en plata, y todos tenían que someterse a un ritual de ejercicios espirituales dirigidos a lograr concentración mental…. el punto focal de Wewelsburg, que evidentemente debía mucho a la Leyenda del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda, era un inmenso comedor con una enorme mesa de roble a la que se sentaban los doce Gruppenfühers seniors. Las paredes se adornaban con los estuches de sus armas. Bajo este comedor se hallaba la así llamada “Región de los muertos”, una pozo circular en el cual estas fundas de las armas serían quemadas y sus cenizas, junto con las de su dueño, veneradas después de la muerte del “Caballero”. (Hay historias que cuentan cómo Himmler utilizaba las adustas cabezas de sus oficiales muertos para comunicarse con los Maestros Primigenios). Además de esto, cada caballero tenía su propia habitación “decorada de acuerdo con alguno de los Grandes Ancestros de la Majestad Aria”. El cuarto de Himmler estaba dedicado al rey Sajón Enrique el Cazador, con cuyo fantasma Himmler conversaba a menudo.

Por fuera de la orden interior, los oficiales de la S.S. eran advertidos de no participar en ceremonias cristianas, incluyendo bodas y bautizos, y celebraban el Solsticio de Invierno en lugar de las Navidades. El tradicional día de intercambio de regalos era trasladado al día del Solsticio de Verano Escribe Levenda: “Estas ceremonias estaban saturadas de fuegos sagrados, procesiones con antorchas, e invocaciones a las deidades teutónicas, realizadas todas por “súper-hombres” arios puros, de rubios cabellos y ojos azules. Aunque Himmler admiraba la naturaleza ceremonial del Catolicismo y modeló parcialmente la S.S. siguiendo el patrón de la Orden de los Jesuitas, también despreciaba al Cristianismo por su naturaleza “débil y masoquista”. Guardaba un profundo resentimiento a causa de la persecución por parte de la Inquisición hacia las brujas alemanas.

Himmler, junto con Richard Darré, era responsable de la “Sociedad Ahnenerbe, una especie de seminario y escuela superior para los futuros líderes del Reich del Milenio. La Ahenenerbe estaba dedicada a algunos estudios völkish, cada uno de los cuales tenía una subdivisión dedicada a “Estudios Célticos”: Externsteine, cerca de Wewelsburg, en donde se suponía estaba el Árbol del Mundo Yggdrasil, investigación Islándica; la investigación Tibetana, la de estudios Rúnicos; una extraña desviación de la Física, llamada “Teoría del Mundo de Hielo”; una investigación arqueológica, en un esfuerzo por hallar evidencia de la presencia Aria desde tiempos remotos alrededor del mundo; de allí llegaron a la conclusión de que “los Arios habían descubierto América”. Otra de las teorías de Himmeler era que los bebés concebidos en los cementerios heredaban el espíritu de cualquiera que allí estuviese sepultado, y publicó una lista de cementerios idóneos para concebir, debido a la presencia de espíritus teutónicos en ellos.Himmler estaba obsesionado con la idea del Santo Grial, y contrató investigadores para probar que el Grial era en realidad un artefacto pagano Nórdico.Himler estuvo en Montserrat buscando el Grial pues creia que todavia se conservaba alli

4 Comments:

Anonymous Gerardo Sifuentes said...

Creo que hiciste un gran resumen de todo este rollo del esoterismo nazi. Mira que investigo para un artículo al respecto (prensa escrita) y de entre tanta paja creo que encontré un referente bien escrito y al grano. Saludos pues.

27 de junio de 2011, 18:27  
Anonymous Anónimo said...

Gracias, espero que te sirva para tu investigación
un saludo

27 de junio de 2011, 19:02  
Anonymous Hans said...

Hola que tal, me parece bastante interesante tu articulo, al menos es uno de los menos comunes que eh encontrado en la red, estoy haciendo un trabajo sobre el pensamiento Esoterico de Hitler para presentar una exposicion sobre ello en la escuela y me es dificil encontrar material de este tipo, me podrias ayudar un poco con algo de literatura sobre este tema en espesifico le dejo mi correo gracias.

hans.aztek@gmail.com

16 de julio de 2011, 23:43  
Blogger Ing. Adriana Arriaga said...

Que buen articulo , aunque el tema es extensisimo, esta muy bien resumido. Alguna literatura adicional que recomiendes de este tema? Gracias

11 de marzo de 2017, 20:12  

Publicar un comentario

<< Home

Google
Free Hit Counters
Web Site Counter

MySpace-Countdowns